Blog

La vivienda social cuestión de visión no de innovación

Es difícil definir una arquitectura del futuro y dar el salto, es difícil… Es un paradigma diseñar una arquitectura que luego no se aplica a la realidad, las tecnologías hacen que la constante innovación no permitan definir una arquitectura del futuro, lo que si esta claro es como se vivirá de aquí a cincuenta años aproximadamente, y el panorama es bastante sobrio y a la vez alentador, debo confesar que antes de escribir esta conclusión se me venían ideas si era bueno escribir algo sobre el futuro, yo no soy futurólogo pero creo que los que nos dedicamos a esta profesión somos de alguna manera personas que deben usar su imaginación para plantear escenarios que se presentaran en el futuro, y a veces ese futuro es sombrío no por la situación que el mundo vive si no como el humano llega a tomar ventaja de la naturaleza y de lo que crea, lo cual se esconde detrás de esa honestidad una realidad perturbadora, debemos ser lo suficientemente racionales para equilibrar entre la imaginación y la realidad, los procesos se desencadenan en mas preguntas que ya tienen respuestas de parte de los actores de este proceso en este caso la industria y el consumidor, que al final es a lo que se reduce todo.

La vivienda social proyectada es en si una respuesta a una necesidad tanto del diseño como del usuario, no es precisamente una solución que sale de un diseño estético sino mas al contrario de una necesidad, los argumentos quizás no convenían en el momento pero dejemos que los resultados sean los que hablen por si solos, la vivienda mas allá de ser una protección de los usuarios es una imagen que se retiene para el futuro, los costos son de alguna manera absurdos y peligrosos por que se podrían crear burbujas que pueden crecer a tamaños inimaginables, con resultados catastróficos. Los beneficios de una vivienda económica que sea versátil y se adhiera a las nuevas tecnologías era impensable hace un año, hoy en día todos los planes de gobierno y las fundaciones requieren soluciones eficaces de manera urgente por ejemplo Haití hasta ahora no puede resolver una necesidad básica, hasta ahora grandes inversiones como las de Brasil no superan la demanda, todo radica en un problema de contexto y de comportamiento, para esto cualquier planteamiento por mas eficaz que sea no funcionara si no va de la mano con ética y conciencia.

El proceso de inserción de la vivienda social prefabricada pienso que costara mas por la aceptación que por el costo, pero aun tengo la esperanza que la gente aceptara por las diversas ventajas que presenta tener una vivienda con altos aditivos tecnológicos, en suma son los que nos proporcionan el control y la eficiencia de la misma, en los costos de fabricación se equilibran con el de transporte se ha pensado en un mecanismo de entrega final al usuario, también se cuenta con la ventaja de trabajar a pedido a gusto del cliente, es una manera de tener la palabra final, ahora bien se debe seguir trabajando en la forma final para que los módulos se vayan insertando en diferentes lugares, la vivienda por si misma como un gran ordenador del espacio, y al final del crecimiento de las ciudades. Este proceso es seguido por especialistas que tendrán la difícil misión de plantear una formula para la distribución y la sistematización de entrega de los módulos de vivienda, mientras los créditos se sujeten al sistema, el proceso de actualización de la vivienda estará en proceso de investigación constante para su mejora y añadiendo nuevas prestaciones y actualizaciones a la misma, quizás exista una reticencia de parte de los grandes consorcios pero el fin no es competir mas al contrario añadirle un sistema que pueda de alguna manera mejorar al diseño de las nuevas obras de construcción, se prevé un plan de cambio de piezas y recambio que será un aditivo en vez de comprar un modulo de ladrillo se comprara una pared entera y finalizada, y los aditivos tecnológicos serán intercambiables con costos inferiores al mercado.

Ahora bien para finalizar este breve análisis quiero referirme a lo descubierto en la ultima fase de la investigación que se toca de manera muy general, me refiero a la forma de construcción como cambiara por el uso de Printers 3D que son de alguna manera el mayor salto desde la construcción industrial, la idea de que una gran masa que en forma de pasta dental vaya formando las formas que se generen por ordenador/computador es el inicio para la transformación de un sistema de construcción este proceso se asemeja a la de las abejas o termitas que ellas producen el cerumen y la masa que se adhiere al material creado por ellas mismas, esta gran maquina impresora es una gran termita que va formando y haciendo realidad las formas mas imaginables que el diseñador podría crear, con este tipo de maquinaria y los componentes ideales se podrían hacer replicas como las formas de Gaudí, yo no quiero decir que ahora podemos construir de forma compleja pero si de forma mas sencilla, los obreros serán entrenados para ensamblar estas formas, los tiempos en este tipo de construcción no requieren minutos es muy probable que en el futuro se necesiten segundos para generar formas mas complejas.

Esto puede ser triste de alguna manera pero si se piensa la ventaja en el campo de la construcción es el mayor salto hacia una construcción sostenible, aun principio pensaba si podíamos replicar fabricas de prefabricados pero ahora pienso en estas grandes termitas para replicarlas y mejorarlas, serán la mejor opción el impacto sostenible y sus factores ambientales serán dignos de estudios y análisis y debates, pero por suerte son tan rápidos los cambios que hasta que se termine el debate se habrá dado otro salto tecnológico así que mejor es confiar en educar de manera sostenible a los futuros arquitectos, ingenieros, e informáticos en soluciones sostenibles.

Que sucede si pensamos en lo que sucede en los próximos años como la humanidad vivirá, es un paradigma que me lleva a una conclusión de alerta para poder ser responsable para manejar estas tecnologías y los aditivos que introduciremos a nuestras casas, somos parte de esa generación de transición que será sorprendida por la nueva que será de alta eficiencia en soluciones tecnológicas no dudo que tendremos una forma diferente de vivir desde cosas tan sencillas como comer hasta enfermedades serán tratadas por ejemplo, si se sufre de diabetes se proporcionaran en los restaurantes las dosis necesarias por que dicha información estará en los sensores, entonces si analizamos estamos ante un cambio bastante radical, la manera como enfocamos la tecnología no es la correcta por diversos motivos, yo quiero pensar en lo mejor pero prefiero pensar el los que vendrá, miro hacia atrás y pienso que ya desde que se nace es una carrera hacia la muerte, el futuro debe ser mejor para los humanos no opresor, la tecnología debe ser considerada una herramienta de libre albedrio no como una obligación, ahora viene una cuestión mas preocupante ¿Como separarnos de la tecnología para dar un verdadero salto al futuro? La respuesta esta en los niños de hoy no en nosotros confiemos que uno de ellos de la respuesta adecuada de lo contrario se avecina un control mundial que el planeta podrá soportar hasta ciertos limites no se trata de dejar un buen futuro a los hijos si no de que los futuros ciudadanos dejen al próximo ciudadano lo mejor y no lo peor.

Mientras pienso en esto dejo esta vivienda en manos de los destinos del mercado y de una forma consiente de tomar ventaja de este trabajo, ahora bien esta idea se socializa y se manifiesta como un producto de masa. Los materiales existentes como el hormigón armado y mampostería es costoso e inflexible. Para construir un complejo de superficie cóncava-convexa, por ejemplo, requeriría de la pre-fabricación de encofrados caros y jaulas, el montaje de andamios complicando el proceso de construcción y luego la pieza colada manualmente. Además, las técnicas existentes requieren personal calificado para referirse continuamente a planes y proyectos originales y esto si se realiza un análisis se notara que es muy caro.

El sistema que utiliza materiales ecológicos y niveles muy bajos de energía serán relativamente compensados por el montaje en situ, ahora bien en este punto de la energía me quiero referir a la llamada “Eficiencia energética”

La construcción en si tiene un alto consumo de energía para fabricarla ya sea desde el proceso de extracción de materia prima hasta la puesta en obra de los componentes, por eso es muy importante que la vivienda prefabricada de la oportunidad a los diseñadores a plantear nuevos materiales y componentes que tengan un criterio sostenible, es una tarea de todos los actores del proceso de construcción de una vivienda en este caso la vivienda sostenible merece una especial atención ya que los arquitectos deberían concentrar todas sus habilidades y energía en plantear arquitectura consiente ya que la tecnología ahora permite simplificar los procesos a tal punto que son mas precisas las soluciones a nivel técnico.

Para finalizar se recomienda como primera medida en todos estos años de experiencia solo una medida que es sencilla pero compleja en su desarrollo y se necesitan sistemas de trabajo que contengan análisis precisos y suma de conocimientos que permitan dar una solución eficiente; “Sin entender el mercado no se puede hacer el producto” parece la regla mas simple del mercado pero es la parte mas critica, sin saber quienes realmente quieren un tipo de vivienda, no se puede realizar por que serian procesos complejos al aire, es de responsabilidad absoluta del proyectista tener una visión del usuario lo mas real posible, esto quiere decir que en el proceso de diseño se debe concentrar mas en la gestión de las necesidades reales y usar las herramientas de estadística, y económica, así podría ser que se tenga la mejor vivienda a un costo mínimo excepcional pero sin usuario. Esta es una paradoja si se piensa en todo lo que anteriormente expuesto.

Sencillamente el camino a una vivienda sostenible que en el caos de nuestras ciudades signifiquen un orden es quizás el mayor merito que el diseñador puede cumplir y puede por lo tanto sentirse satisfecho con su trabajo.

La vivienda social como su nombre lo indica debe ser una respuesta no una aspiración de pocos, el poder de este cambio es un proceso hacia una mejor civilización, de lo contrario se seguirá viviendo en un sistema injusto, por ahora solo queda usar la imaginación para romper barreras como la burocracia, la partidocracia la corrupción, etc. El futuro viene con muchas luces pero todo este poder debe recaer en buenas manos si no las injusticias serán una comidilla de todos los días desencadenando el caos humano, es por eso que el tema es muy delicado y aun necesita mucho mas trabajo, este proyecto no se concentro en una solución meramente formal, si no en una solución que ayude a palear las actuales condiciones dramáticas en las que se vive.

Barcelona, 25 de Enero del 2013, Carlos Castañares

a

“Lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida”
 (Silvio Rodríguez)